Triasico

Un duro comienzo, en el Triasico

Triasico, Toda la tierra está unida en un solo continente gigantesco la panguea. El clima en la tierra era caliente y seco los paisajes predominantes eran semidesérticos la vegetación compuesta de coniferas helechos y cicadáceas le dio hogar a varias formas de vida que apenas se recuperaban de la catastrófica extinción masiva de finales del pérmico.

A finales del triásico antiguos reptiles pasaban sus últimos días de gloria, pero en medio de estas áridas tierras, surgió algo revolucionario una familia de reptiles que cambiaría el destino de la tierra durante los siguientes 160 millones de años:  los dinosaurios.

El Período Triásico marca el comienzo de la Era Mesozoica y el final de la Era Paleozoica. Es el primero de los tres que componen este periodo, que comienza hace unos 252 millones de años y termina hace 200 millones de años.

Este periodo se caracteriza por el surgimiento de los reptiles bípedos, o dinosaurios, que posteriormente adquirirían gran importancia.

ETapas

El período Triásico se subdivide en

El Triásico inferior, que comenzó hace 252 millones de años y terminó hace 247 millones de años. Etapa de la Gran Extinción posterior al Pérmico, caracterizada por la recuperación de la flora y la fauna terrestres.
El Triásico Medio, que comenzó hace 247 millones de años y terminó hace 235 millones de años. El Mar de Tethys emergió, formando la característica forma de C de Pangea.
El Triásico superior, que comenzó hace 235 millones de años y terminó hace 200 millones de años. Se observa la separación casi completa del supercontinente Pangea.

El clima.

Tras la gran extinción del Pérmico (última fase del Paleozoico), comienza el Triásico. Esta extinción acabó con más del 99% de la vida en la Tierra, dejando el planeta casi desprovisto de animales y plantas. La Tierra se sumió en el caos a causa de grandes erupciones y terremotos, que destruyeron casi todo.

Al principio del período Triásico, la Tierra emergente estaba formada por un solo continente. Pangea Este supercontinente en forma de C estaba rodeado por un único mar, llamado Tethys, que comenzó a separar el supercontinente en dos partes, Laurasia y Gondwana.

El clima era muy benigno, con temperaturas más cálidas pero más suaves a medida que uno se alejaba del ecuador, y no existía hielo en las regiones polares (el hielo sólo existía en las cordilleras). El clima era más cálido a lo largo de la costa, más húmedo y boscoso a medida que se acercaba a los polos, y un clima muy seco y árido caracterizaba la parte central de Pangea.

Hacia el final del período Triásico, el supercontinente Pangea sufrió una acción tectónica de placas y comenzó a dividirse en dos. A finales del Triásico, ya se había dividido en dos grandes continentes, Laurasia en el norte y Gondwana en el sur. Esta es la organización de los continentes en el Jurásico.

Flora

Flora 1.

Durante el Paleozoico (antes del Triásico), las plantas echaron por primera vez raíces en la tierra. Grandes helechos y posteriormente gimnospermas.

Las angiospermas aún no habían surgido. Es fácil explicar que tras la gran extinción que acabó con prácticamente todo lo que había en la tierra, los animales pudieron moverse y, por tanto, sobrevivir para escapar del peligro y luego irradiar a diversos ancestros, pero las plantas estaban estáticas y que se investigó por qué pudieron sobrevivir a condiciones tan extremas

De hecho, no fueron las propias plantas, sino una pequeña parte de ellas -las semillas- las que sobrevivieron.

Hay una serie de especies que germinan con temperaturas extremas y en condiciones muy malas (como inundaciones e incendios que duran días), así como las que necesitan eliminar a sus competidores en esas condiciones adversas para germinar.

Se trata de plantas que suelen volverse silvestres tras los incendios forestales, una característica que se cree que hizo que la Tierra volviera a estar cubierta de bosques.

Tras la gran extinción del Pérmico, muchos nichos quedaron vacantes y sin colonizar, y las plantas fueron las primeras en ocuparlos.

No se produjeron cambios importantes en las especies de gimnospermas y helechos, pero las poblaciones aumentaron, principalmente en las zonas costeras (helechos y palmeras) y en el interior (coníferas). La única zona donde las gimnospermas eran menos abundantes era el desierto central.

El auge de las poblaciones vegetales condujo a un clima más húmedo y a una disminución gradual de la aridez hacia la entrada del período Jurásico.

La fauna.

Fauna 1.

Tras una extinción masiva, muchos nichos quedan vacantes, por lo que todos los organismos tratan de ocupar los nichos que pueden, y algunos de ellos se ven obligados a cambiar y evolucionar.

La fauna terrestre que sobrevivió a la extinción masiva del Pérmico estaba formada por invertebrados (pero de menor tamaño que los actuales y no muy evolucionados respecto a períodos anteriores) y vertebrados, destacando los reptiles y los mamíferos (terápsidos).

Los terápsidos eran la fauna más predominante del Triásico temprano, con ejemplares muy conocidos pertenecientes a los sinodóntidos, como el Trinaxodon.

Los cinodontes eran trápidos de tamaño medio que ya tenían estructuras muy parecidas a las de los mamíferos, como la presencia de un arco cigomático (único entre los mamíferos).

Algunos autores afirman que estos reptiles mamíferos ya tenían pelo y glándulas mamarias primitivas, pero las estructuras blandas son difíciles de conservar como fósiles. Lo que se ha conservado es una serie de pelos llamados «pelos oscilantes», comúnmente conocidos como «bigotes», que son pelos sensoriales que dan al animal una conciencia adicional de su entorno.

El oscilador es una estructura blanca pero angulosa que se conserva bien, pero los ejemplares son escasos (por lo que se supone que sólo los tenían algunos, y no están extendidos).

Ya hay dos grupos de reptiles. Lepidosáuridos y arcasáuridos.

Dentro de los Lepidosauromorpha hay grupos extintos como los sauropterigios, que incluyen reptiles marinos como los mosasaurios, y los llamados lepidosaurios, que son reptiles modernos que han sobrevivido hasta nuestros días, entre ellos serpientes, lagartos y lagartos monitor.

El grupo Archosauromorpha, en cambio, incluye reptiles con rasgos más arcaicos, como los pteranodones, los cocodrilos y los dinosaurios (también hay aves, aunque las primeras aves prehistóricas surgieron millones de años después).

Así pues, Archosauromorpha es uno de los animales de evolución y transformación más sorprendentes de la serie de animales que dominaron la Tierra durante unos 200 millones de años.

A partir del Triásico el animal que ya hemos mencionado varias veces en el blog conocido como Euparkerya, al que podemos llamar el «ancestro de los dinosaurios», introdujo importantes cambios en un grupo de paleorreptiles que les permitió tomar ventaja sobre los demás animales que dominan el planeta.

Deja un comentario